You are here

Desde el 2014 hasta el 2020, el consumo en salud humana registró una bajada del 32,4%, mientras que las ventas de antibióticos veterinarios se redujeron casi un 59%.