Usted está aquí

Campaña optimización uso antibióticos HULP

MEJOREMOS EL USO DE LOS ANTIBIÓTICOS

Como sabéis mejorar el uso de los antibióticos es una prioridad asistencial, en la que es necesario que participen los profesionales. Con la campaña que se ha puesto en marcha se pretende implicar a los profesionales del hospital en este objetivo.

La campaña está coordinada por la Comisión de Infecciones a través del PROA (Programa de Optimización de Uso de Antimicrobianos) del hospital.

La campaña pretende recordar a los profesionales aspectos clave del uso de antibióticos y resaltar que mejorar el uso de antimicrobianos es una tarea de todos. El hilo conductor de la campaña son carteles de estética vintage específicamente diseñados para la campaña y que se irán presentando conforme avance la campaña. DesdePROAntibioticos nos haremos eco de estos carteles, que estamos seguros que os van a gustar.

INICIO DEL TRATAMIENTO EN INFECCIONES GRAVES

Podemos mejorar en la selección de los pacientes que reciben tratamiento antibiótico. Hay pacientes que no los necesitan y los reciben y viceversa. No tratar (o hacerlo con retraso) a un paciente con una infección grave es un error, infrecuente pero importante.
Una aproximación sistemática a la toma de decisiones en antibioterapia empírica es la que describe el acrónimo Gravedad-SAFE:

Indicación de tratamiento antibiótico: sobretratamiento

Con frecuencia se prescriben antibióticos porque dan una falsa sensación de seguridad (por si acaso). Todos los sabemos pero es necesario hacerlo evidente. Hay que limitar el uso de antibióticos a los pacientes y circunstancias en los que pueden ser útiles: infecciones confirmadas o con alta sospecha de ser de origen bacteriano.
Recuerda la aproximación sistemática a la toma de decisiones en antibioterapia empírica que describe el acrónimo Gravedad-SAFE.

Obtención de muestras microbiológicas

Obtener muestras microbiológicas en el momento adecuado (antes del inicio del tratamiento antibiótico) es esencial para poder ajustar el tratamiento en los días siguientes. No hacerlo a tiempo es perder oportunidades. Es un poco como CSI: la obtención de pruebas es algo sumamente valioso para resolver un crimen (infección), pero estas se pierden/interfieren con el tiempo.

consulta las guías locales

Hay que tener en cuenta muchos factores para elegir un tratamiento antibiótico empírico, incluida la epidemiología local (cómo son de sensibles o resistentes los microorganismos en nuestro hospital).

Para facilitar la integración de los factores que hay que considerar en la elección de tratamiento antibiótico en el hospital se han elaborado guías locales de tratamiento antibiótico, que tienen en cuenta la evidencia científica disponible y la epidemiología local. Son útiles para la mayoría de circunstancias que se pueden plantear. Están disponibles en la web y para smartphone.

Dosificación adecuada al tipo y foco de infección

La dosis de los antibióticos debe adaptarse al tipo y foco de infección así como a las circunstancias del paciente (por ejemplo insuficiencia renal)…aunque muchas veces se olvida. La dosificación del antibiótico debe ser cómo un traje a medida: dale lo que necesita. Adecúa la dosis de antibiótico al tipo de infección y a las circunstancias del paciente.

Plan antibiótico EN LA HISTORIA clínica

Hacer explícito un plan antibiótico en la historia clínica en el momento de iniciar la prescripción contribuye a que el médico que los indica revise todo el proceso. Además ayuda en la revisión de los tratamientos antibióticos, que es una de las actividades del programa.

TERAPIA SECUENCIAL

Con frecuencia se olvida pasar el antibiótico a vía oral (normalmente se inicia por vía intravenosa). Pasar a vía oral, cuando se puede hacer, tiene beneficios importantes: disminuye las infecciones asociadas a catéteres y otras complicaciones derivadas de una hospitalización prolongada

Ajuste antibiótico

Es importante que cada paciente reciba el antibiótico que necesita. Ni más ni menos. Al inicio del tratamiento los antibióticos se eligen en función de la probabilidad. Con el paso de los días y teniendo en cuenta cómo ha evolucionado el paciente y los resultados de microbiología el tratamiento se debe redirigir.

Reevaluación del tratamiento antibiótico

El tratamiento antibiótico debe ser dinámico pero sin embargo muchas veces no lo es. Los prescriptores lo mantienen constante durante todo el tiempo de tratamiento. Revisar de forma periódicamente (cada 24-48 horas) el tratamiento puede contribuir a mejorar este aspecto.

Preguntas TRAS INICIAR (48 - 72h.) un tto. antibiótico

¿Se puede suspender el tratamiento antibiótico?
SÍ: SUSPENDE
NO: Sigue adelante
¿Se puede ajustar el tratamiento antibiótico a los resultados Micro?   
SÍ: AJUSTA y sigue adelante
NO: Sigue adelante
¿Se pasar el tratamiento antibiótico a vía oral?
SÍ: PASA A VÍA ORAL y sigue adelante
NO: Sigue adelante
¿Puedes definir la duración del tratamiento antibiótico?                       
SÍ: PON FECHA DE FIN DE TRATAMIENTO
NO: Reevalúa la duración periódicamente cada 48-72 horas